Blog

Llegamos con la primavera

Podría empezar diciendo que la ilusión de mi vida era hacerme masajista, pero no sería cierto. Mas bien todo esto surgió poco a poco, vino despacio y me envolvió sin darme cuenta. Empecé a trabajar a los dieciocho años, primero en trabajos poco especializados, luego fui dirigiendo mis pasos hacia actividades más específicas. Uno deSigue leyendo “Llegamos con la primavera”


Sigue mi blog

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

A %d blogueros les gusta esto: